El participio es un adjetivo verbal que goza, por tanto, de dos naturalezas, una nominal y otra verbal. La lengua latina conserva tres participios: de presente activo, de perfecto pasivo y de futuro activo.
Si repasamos la lengua española observaremos dos usos diferenciados:
· participios concertados con una palabra de la oración (a veces son susceptibles de ser sustantivados).
Ejs. "Los periódicos publicados hoy no traen la noticia", "fuimos por una carretera inaugurada hace poco", "los sabios (sapientes)","los muertos", "el futuro (de futurus,-a,-um, participio de futuro del verbo sum)".
· participios no concertados con ninguna palabra de la oración, sino con otra que no forma parte, de ninguna manera, de ella ( en este uso, la construcción de participio, llamada "absoluta”, sugiere a la oración principal una circunstancia:
Ejs. "Acabada la función, cerraron el cine", "dicho esto, se marchó", "pasada la hora, terminó la clase".
En su evolución al castellano, los participios latinos tuvieron variada suerte. El participio de presente activo tendió a la sustantivación; el de futuro activo, desapareció; sólo el participio de perfecto pasivo sigue conservando en castellano el verdadero valor de participio. Así, para traducir los participios latinos recurriremos a alguna de las siguientes alternativas:
· participio de presente activo:
o participio de presente, si existe ("amante", "cantante")
o gerundio activo (“amando”) cuando esté en nominativo o ablativo absoluto.
o una proposición de relativo ("el que ama") en el resto de casos.
· participio de perfecto pasivo:
o participio de perfecto ("amado").
o gerundio compuesto pasivo ("habiendo sido amado")
o una proposición de relativo ( "el que ha sido amado”)
· participio de futuro activo: una proposición de relativo ("el que amará").
El participio latino, hemos dicho, es un adjetivo verbal. Según ello, tiene dos naturalezas, que le permiten tener dos usos diferenciados:
10.4.1. Uso nominal.
Según este uso, concuerda con un sustantivo en género, número y caso. Puede admitir, como los adjetivos, grados (sapiens / sapientior / sapientissimus) y puede sustantivarse (sapiens "sabio", audiens "oyente”, damnatus "el condenado", futura "el futuro").
10.4.2. Uso verbal.
Por su naturaleza verbal, tiene tiempo y voz. Puede ser modificado por los mismos complementos que el verbo al que pertenece (directo, indirecto, circunstanciales, adverbios).
Según sus usos, distinguiremos dos participios: el participio concertado y el participio no concertado (o participio absoluto o ablativo absoluto).
10.4.2.1. El Participio concertado
Se denomina así al participio que concierta en género, número y caso con un nombre de la oración, pudiendo llevar uno o varios complementos, sin constituir él una proposición aparte. Suele funcionar como predicativo de la palabra con la que concierta.
Ejs. Marcus haec audiens flevit (“Marco, que oía estas cosas, lloró”); ubs capta incensa est ("la ciudad, que había sido capturada, fue incendiada"); vir litteras scripturus venit (“ha venido un hombre que va a escribir la carta).
Como hemos podido observar, los participios concertados (y también los absolutos, vide 10.4.2.2.) pueden expresar una circunstancia: modal, temporal, causal, condicional, concesiva, final...
Ejs. Modal: Centuriones armati Mettium circumsistunt ("Los centuriones armados rodean a Metio"). Temporal: Hippiam arma ferentem mors, oppressit (“la muerte sobrecogió a Hipias empuñando las armas"). Causal: Flaminius, desertus a suis, victus est ("Flaminio, abandonado por los suyos, fue vencido"). Concesiva: Milites conati flumen transire non potuerunt ("los soldados, que lo intentaban (aunque lo intentaban), no pudieron atravesar el rio").


10.4.2.2. El Participio no concertado (o absoluto).
En su origen era un ablativo, frecuentemente instrumental, con un participio concertado en género, número y caso. Este sintagma (participio y sustantivo concertados en ablativo) se independizaron paulatinamente de la oración hasta formar una proposición aparte con un valor, casi siempre temporal.
Ej Dux equitatu coacto hostibus occurrit ("El general corrió hasta los enemigos con la caballería reunida" / "... tras haber sido reunida la caballería).
El paso de una interpretación a otra es similar al que se veía en el uso del infinitivo no concertado (vide 9.1.2.).

La construcción de participio no concertado, también llamada de "ablativo absoluto", está formada por estos elementos:
· un participio en ablativo que desempeña la función de verbo,
· un nombre (sustantivo o pronombre) concertado en ablativo con él que desempeña la función de sujeto de la acción expresada por el participio.
Ejs. Romulo remante, oppidum captum est ("Reinando Rómulo (mientras reinaba Rómulo), fue tomada la fortaleza"); oppido capto, milites fugerunt ("tomada (tras haber sido tomada / habiendo sido tomada) la fortaleza, los soldados huyeron”).
En los dos ejemplos anteriores se pueden ver dos proposiciones de ablativo absoluto: los participios regnante y capto expresan una acción realizada por Romulo y oppido, respectivamente; éstos son los sujetos de la proposición de ablativo absoluto.
Según podemos observar en las traducciones, el participio, tal y como también sucedía con el infinitivo no concertado, tiene un valor relativo: por tener un tiempo y una voz expresa una acción, activa o pasiva, anterior, simultánea o posterior a la acción del verbo de la proposición principal.
Además, el ablativo absoluto puede tener sus propios complementos:
Ejs. Rege verba haec dicente, nuntius intravit ("diciendo el rey estas palabras, entró un mensajero").
Por último, como el verbo sum carece de participios, hay ablativos absolutos (que deberían formarse con un participio del verbo sum) que carecen de ese participio y que están formados sencillamente por un sujeto en ablativo y un atributo, también en ablativo. Es un ablativo absoluto nominal.
Ejs. Me puero ( "(siendo) yo niño" ); Cicerone consule ( "siendo Cicerón cónsul" ).
Con esta construcción se fechaban los años, designando a los dos cónsules que gobernaban ese año.
Ej. M. Messala (et), M. Pisone consulibus ( "(siendo) cónsules Marco Mesala y Marco Pisón" ).