Proposiciones adverbiales son las que, dentro de la oración, funcionan como un adverbio; expresan, por tanto, una circunstancia (por eso se llaman también "circunstanciales") de la acción del verbo principal tales como:
· tiempo: "yo estaba allí cuando sucedió",
· modo: "habló como cabía esperar de él",
· causa: "lo logró porque se lo propuso".
Según la circunstancia que expresan en latín existen siete tipos de proposiciones adverbiales:
- consecutivas,
- finales,
- causales,
- temporales,
- comparativas,
- concesivas
- condicionales.

La marca de la proposición adverbial es la conjunción introductora; el modo que lleva puede ser el indicativo o el subjuntivo.