Type in the content of your page here.

En primer lugar hemos de señalar que el infinitivo es un sustantivo verbal neutro. Ese doble valor, nominal y verbal, le permite tener también un doble uso: como sustantivo, puede funcionar como un sujeto o un complemento directo, por ejemplo; como verbo que es, puede utilizarse con valor verbal, señalando la acción que realiza un sujeto distinto del que tiene el verbo en forma personal. Por tanto, veremos un uso nominal y un uso verbal.
2.1.1. Uso nominal.
El infinitivo, sustantivo neutro singular a todos los efectos, se emplea con un valor de nominativo o de acusativo, pudiendo funcionar como:
2.1.1.1. Sujeto o predicado de sum. Dulce et decorum est pro patria mori (agradable y honroso es morir por la patria).
2.1.1.2. Sujeto de verbos o expresiones impersonales. Necesse est hinc exire (es necesario salir de aquí).
2.1.1.3. Complemento directo. Vincere scis, Hannibal, at victoria uti nescis (sabes vencer, Aníbal, pero no sabes hacer uso de la victoria).
2.1.1.4. Aposición. Potestas máxima permittitur, exercitum parare, bellum gerere (el máximo poder se le permite: reclutar el ejército, llevar la guerra).
2.1.2. Uso verbal.
El uso verbal del infinitivo tiene su punto de partida en el uso nominal. Partamos de los siguientes ejemplos en español, en donde también existe:
Ej. Te vi salir; oí a mi hermano entrar; mandé a Juan comprar carne.
En las tres oraciones el sujeto del verbo personal es yo; por su parte, los infinitivos señalan una acción realizada, no por el sujeto yo, sino por te, a mi hermano y a Juan. Algo así sucede en esta oración latina: Caesar iubet milites abire (César manda a los soldados ponerse en marcha) con doble acusativo de persona y de cosa. Poco a poco el acusativo y el infinitivo empiezan a formar cuerpo independiente del verbo principal (iubet) funcionando aquél como verdadero sujeto del infinitivo. Así se pasa de un doble acusativo dependiente de iubet (mandar algo a alguien) a una proposición subordinada completiva de infinitivo (César manda que los soldados se pongan en marcha).
Según esto, una oración como la siguiente cabe analizarse, y por tanto traducirse, de dos formas: te venire video > te veo venir / veo que tu vienes.
La oración latina comparada con su traducción en español:
· No usa conjunción subordinante (que).
· Expresa un sujeto en acusativo (te / tú).
· Lleva el verbo en infinitivo (venire / vienes).
Pero debemos avanzar un punto más. En su uso verbal, el infinitivo tiene valor relativo: expresa un tiempo que depende del verbo principal.
· El infinitivo de presente expresa acción simultánea (venir / venire).
· El infinitivo de perfecto expresa acción anterior (haber dicho / dixisse).
· El infinitivo de futuro expresa acción posterior (haber de/ tener que/ir a / puniturum esse).
con respecto a la acción expresada por el verbo principal.
Ej. Credo patrem venire (creo que mi padre viene); credo patrem venisse (creo que mi padre ha venido); credo patrem venturum esse (creo que mi padre va a venir); credidi patrem venire (creí que mi padre venía); credidi patrem venisse (creí que mi padre había venido); credidi patrem venturum esse (creí que mi padre iba a venir).
No obstante, hay que advertir que no todas las oraciones de infinitivo permiten un doble análisis – y por tanto, una doble traducción- tal y como veíamos en el primer ejemplo latino. La sintaxis española no permite traducir en su uso nominal ninguno de los infinitivos anteriores.
Algunas consideraciones a modo de conclusión:
· El infinitivo, sea cual sea, tiene tiempo y voz: la traducción expresará la misma voz y el tiempo relativo que indique ese infinitivo con respecto al verbo principal, que generalmente será:
o Infinitivo de presente se traduce por: presente o imperfecto.
o Infinitivo de perfecto se traduce por: perfecto o pluscuamperfecto.
o Infinitivo de futuro se traduce por: futuro imperfecto o condicional simple.
· El atributo de esse se construye en acusativo, concertado con el sujeto en género, número y caso.
· La proposición de infinitivo es subordinada sustantiva; por tanto, toda ella funciona como sujeto, complemento directo, atributo o suplemento de sustantivo o de adjetivo o como aposición.
2.1.2.1. La construcción personal de la proposición de infinitivo.
Es ésta la construcción en la que el infinitivo, contra lo señalado hasta aquí, lleva su sujeto (expreso o sobreentendido) en nominativo. El sujeto del infinitivo es, a su vez, sujeto del verbo de la oración principal; ésta es la construcción personal, que en latín se expresa ordinariamente de forma impersonal.
Los verbos que más se utilizan formando este tipo de construcción son:
· Verbos de lengua en voz pasiva que significan: creer, juzgar, decir, narrar, incluyendo videor que expresa opinión: me parece.
Ej. A Phoenicibus litterae inventae esse creduntur (se cree que las letras fueron inventadas por los fenicios).
· Verbos de voluntad en voz pasiva como iubeo, veto, sino, prohibeo.
Ej. Servi iubentur ante lucem surgere (se manda que los esclavos se levanten antes del amanecer).